Cuidados en el Hogar

Tos

Aunque la tos puede ser un síntoma problemático, generalmente es la forma de curación del cuerpo. A continuación se presentan algunos consejos para ayudar a aliviar la tos:

  • Si tiene tos seca con cosquilleo, ensaye con pastillas para la tos o caramelos duros, pero NUNCA se los dé a un niño menor de tres años porque pueden provocar ahogamiento.
  • Utilice un vaporizador o tome una ducha de vapor. Ambas cosas incrementan la humedad en el aire y pueden ayudar a aliviar una garganta seca.
  • Tome muchos líquidos, ya que estos ayudan a diluir el moco en la garganta y facilitan la expectoración.

NOTA: expertos médicos han desaconsejado el uso de medicamentos para la tos y los resfriados en niños menores de 6 años. Hable con el médico antes de que su hijo tome cualquier tipo de antitusígeno de venta libre, incluso si éste viene etiquetado para los niños. Estos medicamentos probablemente no van a funcionar con los niños y pueden tener efectos secundarios graves.

Los medicamentos que pueden adquirirse sin receta médica incluyen:

  • Guayafenesina que ayuda a disolver el moco. Beba grandes cantidades de líquido con este medicamento.
  • Descongestionantes que ayudan a resolver la rinorrea y aliviar el goteo retronasal. Sin embargo, NO le suministre estos medicamentos a niños menores de seis años, a menos que el médico lo haya indicado específicamente. Usted debe consultar con el médico antes de tomar descongestionantes si tiene hipertensión arterial.

Para las infecciones virales, como los resfriados o la gripe, no espere que el médico le recete antibióticos, ya que éstos no surten efecto con los virus ni tampoco ayudan a aliviar la tos a causa de las alergias. (Ver Referencias Bibliográficas 19,20, 21)

Escurrimiento Nasal

Mantenga el moco líquido y no espeso y pegajoso. Esto ayuda a prevenir complicaciones, tales como infecciones sinusales y auditivas, al igual que el taponamiento de los conductos nasales. Para hacer que el moco esté menos espeso:

  • Consuma líquidos adicionales
  • Incremente la humedad del aire con un vaporizador o un humidificador
  • Emplee aerosoles nasales salinos

Los antihistamínicos pueden reducir la cantidad de moco, pero tenga cuidado, ya que algunos antihistamínicos pueden causarle somnolencia. No utilice aerosoles nasales de venta libre con una frecuencia de más de 3 días de uso, con intervalos de 3 días sin usarlos, a menos que el médico así lo indique.

EXCESO DE ANTIBIÓTICOS

Muchas personas creen que una secreción nasal de color verde o amarilla significa una infección bacteriana que requiere antibióticos, lo cual NO es cierto. Los resfriados a menudo comienzan con una secreción nasal clara, pero después de varios días generalmente se torna de color amarillo crema o verde. Los resfriados son causados por virus y los antibióticos no ayudan en estos casos. Una secreción nasal verdosa o amarillenta no es un signo de que se necesiten antibióticos. (Ver Referencias Bibliográficas 22,23,24)